cirugia facial-zaragoza-clinica

Cervicoplastia| Dra. Garcia-Dihinx

Más conocida como la cirugía de cuello, aunque su nombre técnico es cervicoplastia, es la cirugía encaminada a corregir las imperfecciones en el cuello ligados a la edad. Estos problemas suelen manifestarse en forma de flacidez, bandas verticales o cúmulos de grasa, que hacen que el aspecto del cuello se vea deteriorado.

Si está considerando la cirugía de cuello, lea detenidamente la información que le facilitamos. A continuación podrá encontrar cómo se realiza la cervicoplastia, cuáles son los resultados que se pueden obtener y qué tipo de complicaciones pueden presentarse en la operación y en la recuperación. Si necesita más información puede pedir cita con la experta en este tipo de cirugía, la Dra. García-Dihinx, que le informará de todos los pasos que se deben dar para realizar la intervención para que el éxito esté totalmente asegurado.

La planificación de la cirugía de cuello

Antes de tomar la decisión de operarse infórmese correctamente hablando con su cirujano. La primera consulta con el especialista es casi tan importante como la operación en sí. En dicha visita se le realizará el estudio previo, valorando los antecedentes médicos, genéticos y quirúrgicos. En dicha reunión es muy importante que comentes a la doctora todo lo referente a enfermedades que padezcas o hayas padecido, o algún tipo de medicación que estés tomando en ese momento. Las enfermedades que se deben tener más en cuenta a la hora de realizar este tipo de intervenciones son: la diabetes, hipertensión, o enfermedad cardiaca o respiratoria deberá solicitar un informe a su especialista. Además, deberá informar si el paciente es fumador, ya que si lo fuera debe dejarlo durante al menos dos o tres semanas antes de la cirugía, para que la circulación de la sangre y la posterior cicatrización sea la correcta.

Durante la primera sesión también se realizarán varias fotografías de la zona, ya que será necesario un estudio del caso concreto para realizar correctamente la intervención posterior. Estas fotografías mostrarán que tipo de intervención hay que realizar, teniendo en cuenta si el paciente tiene problemas tan solo por los tejidos que pierden estabilidad, o tiene el inconveniente de contar con bolsas de grasa en el cuello que están empeorando su imagen.

Toda cirugía entraña un riesgo

Pasar por un quirófano siempre trae consigo riesgos, aunque sean mínimos. Como paciente, debemos intentar que esos riesgos se reduzcan lo máximo posible eligiendo un cirujano cualificado y teniendo en cuenta todas las observaciones que nos realice. A pesar de todo, siempre existe un pequeño porcentaje de riesgo, en el que es posible que el paciente tenga problemas de infecciones, necrosis cutánea, sangrado, hematoma de la zona, o inconvenientes en la cicatrización. Se tomarán todas las medidas necesarias durante la intervención y posteriormente a esta para que estos pequeños problemas sean mínimos y no compliquen la recuperación de la zona.

Lugar de la intervención

clinica-quiron-zaragoza

Intervencion cervicoplastia Quiron

Todas las cirugías se deben realizar con el máximo cuidado y con las medidas de protección necesarias, pero mucho más si se trata de la cervicoplastia, pues se trata una parte muy importante del cuerpo, el cuello. Esta intervención se debe realizar siempre en un centro hospitalario con todos los medios a disposición del paciente y los médicos, además de un equipo humano con una gran formación. El equipo de la Dra. García-Dihinx trabaja en la Clínica Quirón de Zaragoza, teniendo todos los medios necesarios a su alcance.

La anestesia

La cirugía del cuello se realiza bajo anestesia general o sedación endovenosa, según los casos. En muchos casos, será el paciente quien decida qué tipo de anestesia se utilizará durante la intervención. Siempre es necesaria la monitorización del/la paciente, porque supone trabajar con una zona del cuerpo muy ligada a la respiración.

¿En qué consiste la intervención?

La cirugía del cuello o cervicoplastia está indicada en el tratamiento de:

1. Flaccidez y bandas verticales.

Las bandas verticales del cuello tienden a sufrir las consecuencias de la gravedad, siendo uno de los motivos más claros por las que se realizar esta intervención. Aparece casi siempre en personas muy delgadas, que con dicha operación consiguen eliminar la piel sobrante realizando un corte debajo del mentón. La sutura se realiza en el pliegue natural, por lo que la cicatriz es mínima e incluso, inexistente.

Sutura-de-las-bandas-verticales
2. La acumulación de grasa en la zona.

Este tipo de problema se soluciona realizando la liposucción de la zona. Para ello, es necesario colocar un drenaje que absorba la grasa sobrante y realizar una reconstrucción de la piel sobrante.

Incision-submentoniana

Con el drenaje y una bomba de vacío se coloca en el pliegue natural del mentón con una pequeña incisión de no más de 1 cm. Hay que tener en cuenta que la bomba de vacío se coloca durante la intervención, y el drenaje (que en algunos casos no es necesario) se retira a las 24 horas de la operación, colocándolo junto a un vendaje que comprima la zona.

Aspiracio del tejido graso con canula fina

Después de la cirugía: la recuperación

La cirugía de cuello no es especialmente dolorosa, no obstante se le prescribirán analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos. De esta manera no solo se eliminarán las posibles molestias,sino que también evitaremos posibles infecciones y otras afecciones que puedan aparecer.

En los primeros 15 días después de la operación tendrás la zona del cuello inflamada, además aparecerá un hematoma y derrames en la parte que hemos tratado. Poco a poco se irá asentando la piel y todo lo que conlleva la operación, por lo que no podremos ver los resultados finales hasta los 3 meses posteriores. Siempre se aconseja evitar la exposición solar y/o aplicación de un protector solar.

Vendaje compresivo post liposucción

La vuelta a la normalidad

Si estás pensando en someterte a la intervención de cuello debes saber que sea cual sea el trabajo que desempeñas necesitarás un periodo de reposo de al menos 15 días. Después, se necesitará un periodo más amplio para poder hacer otros tipos de esfuerzos.

Hay que tener en cuenta que la cirugía de cuello o cervicoplastia ofrece muy buenos resultados, pero nos son milagrosos. Por eso, antes de decidir someterse a la operación es recomendable hablar con el cirujano de los resultados que esperas de la intervención, para ver si esos cambios son los que buscas o si con la cervicoplastia no los vas a conseguir.

Piensa en la cervicoplastia cuando quieras recuperar tu aspecto joven que se pierde con el paso de los años. Elige siempre un cirujano profesional como la Dra. García-Dihinx y su equipo, que te informe antes de entrar al quirófano de todos los pros, los contras y las medidas que tienes que tomar antes y después de la intervención. Tan solo de esta manera los resultados serán fiables a lo que estás buscando, evitando someterse a una operación sin obtener lo que estamos buscando.

¿Quieres saber mas sobre Cervicoplastia?