cirugia facial-zaragoza-clinica

Blefaroplastia | Dra. Garcia-Dihinx

Aunque a muchos el término de blefaroplastia no les suene de nada, sí que estarán más familiarizados con la cirugía estética de párpados. Esta técnica o procedimiento quirúrgico consiste en la escisión o retirada de bolsas grasas, así como el exceso de piel de ambos parpados superior e inferior. La blefaroplastia puede realizar de forma aislada o en combinación con otros procedimientos como el lifting frontal o facial, dependiendo de las necesidades del paciente.

El candidato ideal para la blefaroplastia

El mejor candidato es aquel hombre o mujer (se puede aplicar indistintamente) que posea un buen estado de salud, psicológicamente estable y realista con sus expectativas. Los pacientes más habituales son personas mayores de 35 años en las que sus antecedentes familiares indican la aparición de “bolsas grasas” y que por ello deciden mejorar su aspecto. La motivación de estas personas para hacerlo es muy variada, aunque las razones personales y laborales, constituyen el grupo más numeroso.

En el caso de los varones que deciden someterse a esta intervención, su motivación suele estar relacionada con su ámbito laboral, siendo personas que necesitan de su aspecto físico para conseguir un buen resultado en su trabajo. Sin embargo, las razones por las que una mujer se somete a una blefaroplastia suelen ser simplemente motivos personales que en ocasiones pueden derivar problemas psicológicos debido a como está afectando la edad de forma física en su cuerpo.

Hay que tener en cuenta siempre, que la blefaroplastia es una cirugía y como toda intervención entraña un riesgo, por tanto hay que tener en cuenta algunos problemas que pueden surgir y de la información que debes comunicar al cirujano para que extreme las precauciones.

¿De qué debo informar al especialista?

Siempre se debe informar de cualquier problema presente o pasado del paciente, pero hay que tomar especial cuidado cuando se sufren patologías como el hipotiroidismo, el síndrome de “ojo seco”, la hipertensión arterial, la diabetes, diversas cardiopatías y el glaucoma, ya que propician la aparición de complicaciones. Deberás advertir al cirujano de estos procesos patológicos, así como toma de determinados fármacos y, si así fuese, su historial de tabaquismo crónico.

Cuando la cirugía se realice por un cirujano experto como la Dra García-Dihinx y su equipo, las complicaciones se minimizan, no obstante es posible que se presenten complicaciones como visión doble, hematoma, trastornos cicatriciales y conjuntivitis, que irán desapareciendo con un pequeño tratamiento y sin causar trastornos graves.

Inmediatamente después de la cirugía algunos pacientes advierten de que tienen la sensación de tener los ojos más abiertos. Este problema suele ser solamente una sensación que desaparece poco a poco y es debido a la desaparición de la grasa de los párpados.

Planificación de la operación de parpado

La primera consulta con su cirujano es muy importante. En esta consulta se le informará del tipo de anestesia, de la necesidad de intervenir solo en párpados superiores, inferiores, o ambos, de la retirada de bolsas grasas, y de la necesidad de procedimientos quirúrgicos complementarios. Hay que tener en cuenta que toda esta planificación es personal, depende del tipo de paciente al que se le vaya a realizar la operación, así como el estado de sus bolsas y su edad. Por tanto, es un planing totalmente personalizado para cada paciente.

Realizamos una guía personalizada para cada paciente con todos los detalles de su preoperatorio y su postoperatorio: qué alimentación es la adecuada, qué medicamentos debe tomar y como limpiar la herida realizada. En todos los casos se aconseja siempre dormir con la cabeza más alta que lo que se realiza habitualmente, para lo que se puede utilizar simplemente una doble almohada.

Cómo se lleva a cabo la blefaroplastia

La operación de párpados se realiza en régimen ambulatorio. Los casos más sencillos se pueden realizar en la propia consulta del cirujano. En cualquier caso, no es necesaria una hospitalización.

La anestesia

La operación de parpados habitualmente se realiza bajo anestesia local o combinada con sedación endovenosa. Dos horas después de la intervención el paciente vuelve a casa. Por tanto, los niveles de anestesia utilizados son muy bajos y su recuperación en este sentido es rápida.

La intervención

La intervención de blefaroplastia supone un tiempo en el quirófano de aproximadamente 2 horas. Este tiempo puede prolongarse dependiendo de las necesidades del paciente y de los detalles de la operación que se va a llevar a cabo: no es lo mismo operar solo los párpados inferiores, a tener en cuenta otros aspectos que llevan un mayor tiempo de operación.

El cirujano le informará de su caso concreto para que tenga toda la información al respecto.

En la blefaroplastia standard o típica, se realizan las incisiones en los pliegues naturales, en el parpado superior en el pliegue de encima de las pestañas, y en el parpado inferior a pocos milímetros del borde del parpado. Las incisiones de prolongan hacia la zona externa, fundiéndose con las llamadas “patas de gallo”. Las cicatrices de dichas incisiones irán desapareciendo en la recuperación, sin ser necesario un tratamiento específico.

Si solo posee bolsas grasas, hecho común en pacientes jóvenes, no es necesaria la escisión de piel. En estos casos, la elección es la vía transconjuntiva.

En la blefaroplastia transconjuntival, se realiza una incisión por dentro en la membrana conjuntival que reviste por dentro el parpado inferior. Este tipo de operación tiene más ventajas que la anterior ya que no hay una cicatriz exterior y por tanto también cuenta con una recuperación más rápida. Las bolsas grasas se eliminan con una pinza y no se precisa sutura alguna. Siempre que sea posible, el cirujano optará por este tipo de intervención, ya que la recuperación del paciente es mucho más rápida y presenta menos complicaciones.

Después de la intervención

Después de la cirugía se le aplicara una pomada oftálmica en las suturas, que deberá aplicarse en el proceso de recuperación. Normalmente no se presenta dolor en el curso del postoperatorio, solo se le prescribirá un antiinflamatorio y la aplicación de bolsas de hielo, para que la zona vuelva a su estado natural.

La inflamación es variable, depende en cada paciente. La máxima inflamación se presenta a las 36 horas, y poco a poco va remitiendo.

Los puntos se retiran a los 5 días. Los tonos verde-amarillo de la piel gradualmente irán desapareciendo. A partir de este momento se puede aplicar un maquillaje y crema de protección solar para estar en ambientes fuera de su hogar.

La vuelta a la normalidad

Antes de volver 100% a la normalidad debes tener en cuenta que si llevas lentes de contacto, no podrá emplearlas hasta pasados 15 días, aunque notes una gran mejoría y puedas realizar otras actividades. Habitualmente, en 10 días aproximadamente es posible volver a la rutina diaria, aunque es posible que aparezca momentos de fotofobia o sensibilidad a algunos productos o circunstancias.

En el caso de querer ponerse en una situación “de riesgo” como los deportes, es recomendable esperar a los dos meses de la operación, cuando ya esté la cicatrización y los párpados totalmente recuperados.

La cicatrización es un proceso suave y gradual. Las cicatrices sonrosadas del postoperatorio inmediato, se blanquearán en un periodo de tiempo de dos a tres meses. El resultado final proporcionará una cirugía totalmente imperceptible.

Por tanto, la blefaroplastia u operación de los párpados es una intervención que no entraña muchos riesgos y que ofrece grandes resultados. Sin embargo, es recomendable acudir a profesionales como la Dra García-Dihinx, pues con ella y su equipo se minimizarán los riesgos de la operación. Debemos tener en cuenta que estamos hablando de nuestro cuerpo y nuestra salud, por lo que no debemos dejarlo en manos de cualquier doctor o profesional.

Una nueva imagen que no se nota

La cicatrización es un proceso suave y gradual. Las cicatrices sonrosadas del postoperatorio inmediato, se blanquearán en un periodo de tiempo de dos a tres meses. El resultado final proporcionará una cirugía totalmente inaperceptible.

 

tratamiento blefaroplastia

¿Quieres saber mas sobre Blefaroplastia?