Cirugía del abdomen - Abdominoplastia

Cirugía estética del abdomen - Abdominoplastia

Abdominoplastia es el procedimiento quirúrgico que consiste en la extirpación del exceso de piel y de la grasa abdominal, y la corrección de la flaccidez muscular. Esta situación se presenta en pacientes que han sufrido pérdidas de peso muy acusadas y en mujeres con embarazos múltiples. La abdominoplastia proporciona un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha, a la vez que elimina drásticamente la apariencia de abdomen globuloso. No obstante debes tener presente que la abdominoplastia deja una cicatriz residual de lado a lado de la pared abdominal.

El candidato ideal

El candidato ideal para someterse a una abdominoplastia es aquel hombre o mujer con una silueta relativamente buena pero con acumulación grasa que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico. Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos tras los cuales, la piel y los músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial. Las pacientes muy obesas y aquellas que pretendan tener futuros embarazos, deben posponer la cirugía ya que durante la cirugía se tensan los músculos del abdomen y pueden volver a relajarse. Si existen cicatrices previas de cesárea o apendicitis, esta cirugía consigue eliminarlas.

Si estás considerando la posibilidad de someterse a una abdominoplastia, aquí obtendrás información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas tus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico.

Toda cirugía entraña un riesgo

La abdominoplastia es una intervención exitosa siempre y cuando sea realizada por un medico cualificado y especialista en cirugía plástica y estética, como la Dra García Dihinx y su equipo. No obstante se pueden dar complicaciones como infección, seroma o sangrado. La infección se trata mediante drenaje y antibioterapia. Una cicatrización defectuosa conduce a la formación de una cicatriz más ensanchada o hipertrófica, precisando de una segunda intervención. El paciente fumador presenta un riesgo más elevado de cicatriz defectuosa.

Planificación de la cirugía

Durante la consulta inicial evaluaremos tu estado de salud, la calidad de la grasa abdominal y el tono de la piel. No olvides mencionar si eres fumador o si estás tomando alguna medicación o vitaminas. Debes exponer tus expectativas de manera sincera y franca para que podamos mostrarte las alternativas reales a tu problema. Si sólo tienes acumulación de grasa en la zona debajo del ombligo, puede ser suficiente la realización de un procedimiento menos complejo denominado mini-abdominoplastia, que precisa una estancia menor en la clínica y se realiza en menos tiempo. En otros casos, ya se vaya a realizar una abdominoplastia completa o una mini-abdominoplastia, puede asociarse una liposucción de las caderas que mejore la silueta corporal de manera más armónica. En cualquier caso determinaremos cuál es el procedimiento óptimo que te proporcione una silueta corporal más adecuada. Si fumas debes eliminar este hábito por lo menos dos semanas antes.

Dónde se realiza la abdominoplastia

La abdominoplastia debe realizarse en clínica u hospital, nunca debe realizarse en la consulta, y siempre en quirófano bajo condiciones estrictas de asepsia. La mini-abdominoplastia se puede realizar en régimen ambulatorio.

La anestesia

La anestesia que se emplea más comunmente es la anestesia raquídea y sedación. Algunos cirujanos prefieren la anestesia general. En la mini-abdominoplastia y en la liposucción se puede emplear anestesia local más sedación, de manera que durante la cirugía usted estará despierto pero relajado.

La intervención

La abdominoplastia completa suele durar entre 2 y 4 horas, dependiendo del tipo de corrección necesaria. Una mini-abdominoplastia suele durar entre 1 y 2 horas. La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

A continuación, se separa la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos abdominales. Estos músculos son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada se estira en dirección al pubis y la piel sobrante se extirpa; el ombligo se coloca en su nueva posición. Finalmente se realizan las suturas y se coloca un vendaje y un tubo de drenaje temporal para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona intervenida.

Abdominoplastia completa

Abdominoplastia completa

Mini abdominoplastia

En la mini-abdominoplastia se emplea una incisión mucho más pequeña, también encima del pubis, no siendo necesaria la incisión alrededor del ombligo, que en algunos casos puede ser descendido al estirar la piel.
Mini abdominoplastia

Después de la operación el paciente llevará una faja especial, reforzada con un vendaje, según cada caso individual.

Las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior irán mejorando con el transcurso del tiempo. No obstante, en algunos casos es preciso realizar una revisión cicatricial con anestesia local. Más que en ninguna otra intervención de Cirugía Estética vale la frase: "el cirujano hace la sutura y el paciente la cicatriz".

Como posibles, aunque raras complicaciones, cabe mencionar la pérdida de vitalidad (necrosis) de la piel situada por encima del pubis que puede requerir un tratamiento postoperatorio más prolongado. Igualmente pueden aparecer seromas y/o hematomas que requieran evacuación.

Después de la cirugía

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Dependiendo de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa al cabo de unas horas o permanecerá 2 ó 3 días en la clínica. Su cirujano plástico le dará instrucciones para ducharse y cambiarse los vendajes. Los puntos de la piel externos serán retirados entre los 5 y 7 días; los puntos internos, cuyos extremos salen por los extremos de la incisión, en 2 ó 3 semanas. El vendaje se sustituirá por una faja abdominal.

La vuelta a la normalidad

Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. El ejercicio físico ayuda a recuperarse antes. Incluso la gente que no practica deporte antes de la cirugía debe realizar un programa de ejercicios para reducir la inflamación, disminuir la posibilidad de formación de trombos venosos y tonificar los músculos. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo. Las cicatrices pueden den dar el aspecto de empeorar durante los primeros 3 a 6 meses mientras están en periodo de curación; esto es normal. Hay que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. A pesar de que las cicatrices no desaparecerán nunca, estas no serán visibles, incluso cuando se lleve bikini o bañador.

¿Quiénes se ocuparán de tu tratamiento?

Los mejores profesionales médicos, con formación continuada

Equipo médico cirugía estética
Equipo médico cirugía estética
Equipo médico cirugía estética
Equipo médico cirugía estética

¿Dónde se realizan las intervenciones?

Las intervenciones se realizan en la prestigiosa Clínica Quirón, en las instalaciones más modernas y mejor preparadas del momento. Pincha aquí para conocer a fondo sus instalacines.

Clínica Quirón Clínica Quirón Clínica Quirón Clínica Quirón