Braquioplastia|Dra. Garcia-Dihinx

Esta cirugía plástica también es conocida como cirugia de brazos o lifting de brazos.

La braquioplastia o cirugia de brazos es la técnica quirúrgica encaminada a mejorar el aspecto de las extremidades superiores mediante resección del exceso dermograso de la cara interna de los brazos. Lo quese pretende con esta cirugía es conseguir unos brazos estilizados y armónicos con el cuerpo.

La razón fundamental por la que se realiza esta cirugía son los casos en los se han sufrido grandes pérdidas de peso como consecuencia de dieta o tras una cirugía de By-pass gástrico.Si su estado de salud es bueno, es un buen candidato para esta cirugía y por tanto podría considerarlo.

El éxito de la cirugía de contorno corporal no sólo reside en reducir el exceso de piel sobrante, sino en proporcionar tono, tensado y equilibrio a los relieves corporales. Desafortunadamente, este tipo de cirugía deja cicatrices en la parte interna de los brazos, que aunque quedan ocultas en un principio no es posible de hacer desaparecer, salvo que después realicemos otro tipo de cirugía para tratarlas.

En cualquier caso, si estás interesado en este tipo de operación, lo mejor es que pida cita con la Dra. García-Dihinx, te informará de cómo funciona el proceso de realización de la cirugía, los resultados que puede obtener y los cuidados antes y después de la operación.

Candidato ideal para la cirugia de brazos

El candidato ideal para someterse a una braquioplastia o lifting de brazos es aquel hombre o mujer con exceso de piel en la cara interna de brazos, preferentemente sano y con un peso estable. Hay que tener en cuenta que si se está en proceso de pérdida de peso no es recomendable esta intervención, pues la planificación indica que seguirá perdiendo volumen y la cirugía no da los resultados deseados. Siempre se debe realizar en pacientes con un peso estable y que no tengan pensados someterse a dietas estrictas.

Si está considerando la posibilidad de someterse una “braquioplastia” obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico. Por lo tanto, como hemos dicho anteriormente, si quiere información personal lo mejor es contactar directamente con nuestra clínica.

Toda cirugía de brazo entraña un riesgo

La cirugía de contorno corporal es una intervención con gran índice de éxitos siempre y cuando sea realizada por un médico cualificado y especialista en cirugía plástica y estética. No obstante, se pueden presentar complicaciones como infección, seroma o sangrado.

En cualquier caso no son riesgos graves. La infección se trata mediante drenaje y antibióticos, mientras que una cicatrización defectuosa conduce a la formación de una cicatriz más ensanchada o hipertrófica, precisando de una segunda intervención. En el caso de que el paciente sea fumador, este presenta un riesgo más elevado de cicatriz defectuosa.

La planificación de la cirugía

Antes de decidir al 100% someterse a una braquioplastia, debe pasar primero por las recomendaciones de un cirujano. En la primera entrevista, te explicará en qué consiste la operación y te preguntara sobre tu estado físico y tus hábitos diarios. Es importante que informes siempre sobre problemas de salud que tengas o has tenido, así como si es fumador, ya que deberá dejarlo al menos dos semanas antes de la intervención.

Una vez conocidos todos los datos, el cirujano te propondrá la cirugía adecuada a tu silueta y podrás decidir si realizar la operación.

Dónde se realiza el lifting de brazos

La braquioplastia o tensado de la piel de los brazos, debe realizarse siempre en clínica u hospital. La Dra. García-Dihinx trabaja en la prestigiosa clínica Quirón, en la que practica sus intervenciones, y siempre en quirófano bajo condiciones estrictas de asepsia, por lo que las garantías por esta parte están totalmente garantizadas.

Además, hay que tener en cuenta que no es una operación ambulatoria, sino que será necesario que el paciente esté ingresado aproximadamente 48 horas para ver la evolución de la operación.

La anestesia

La anestesia comúnmente empleada es la anestesia general. No obstante en casos leves, se puede realizar bajo anestesia local y sedación endovenosa. La operación no es extremadamente sensible, pero la situación de los cortes y su extensión hacen que sea mejor intervenir con anestesia general.

La planificación de la cirugía

Durante la consulta inicial su cirujano evaluará su estado de salud, la calidad de la grasa y el tono de la piel. No olvide mencionar si es fumador o si está tomando alguna medicación. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca para que su cirujano sea también franco y le muestre las alternativas disponibles a su problema. Determinaremos cuál es el procedimiento óptimo que le proporcione la silueta corporal más adecuada. Si fuma debe eliminar este habito por lo menos dos semanas antes.

La cirugía

Existen dos tipos braquioplastia, dependiendo de la situación del paciente:

Braquioplastia simple

Indicada en paciente jóvenes, cuya laxitud cutánea queda circunscrita solo a la cara interna de brazos. Habitualmente esta cirugía está indicada en personas que han perdido un gran peso y le ha repercutido en la piel de los brazos.

Braquioplastia con extensión axilar y torácica

Para aquellos casos de pacientes de más edad, que no solo presentan “brazo en péndulo”, sino que además el exceso de piel se prolonga hacia la zona submamaria y torácica. Normalmente la razón por la que sus brazos no están tersos es el paso de la edad y se trata de recuperar la forma que disfrutaban años atrás.

Especial atención a las incisiones en la cara interna de los brazos

En ambos tipos de la braquioplastia es necesario realizar unas incisiones, tamaños que varían dependiendo del paciente. Estas cicatrices irán mejorando con el paso del tiempo, pero es fundamental que el paciente tenga en cuenta y ponga en marcha todas las recomendaciones que le dé el cirujano para que vaya desapareciendo. En algunas ocasiones, es necesario realizar una revisión de la cicatriz, para la que es necesario utilizar anestesia local.

tratamiento braquioplastia

Braquioplastia – Incisión Interna Brazo


tratamiento braquioplastia

Braquioplastia – Sutura

Como posibles, aunque raras complicaciones, cabe mencionar la pérdida de vitalidad (necrosis), seromas y/o hematomas que requieran evacuación. En cualquier caso, estos riesgos no son habituales y normalmente tendremos una cicatriz que aunque es necesario tratar, no entraña peligros.

La recuperación

Después de la operación de brazo el paciente llevará una camiseta elástica por un periodo de 15 – 20 días. Una vez revisada la evolución por el cirujano, este indicará si es necesario tener la camiseta elástica durante un periodo más amplio o si es necesario poner en marcha algún otro cuidado. Es muy importante cumplir los plazos en este tipo de cirugía, para evitar problemas posteriores relacionados con las cicatrices.

Durante los primeros días pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación leve. Dependiendo de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa al cabo de 2 a 4 días según los casos. Su cirujano plástico le dará instrucciones para ducharse y cambiarse los vendajes una vez esté en su domicilio. No es necesario retirar puntos ya que se trata de una sutura intradérmica de reabsorción. Aun así, debemos tener precaución con la realización de movimientos bruscos.

Vuelta a la normalidad

A pesar de que pueda aparecer una operación aparatosa, ya que debe quedarse durante un tiempo hospitalizado, lo cierto es que a los 7 días aproximadamente ya puede volver a su rutina diaria. Eso sí, hasta que las cicatrices comiencen a cerrarse no se debe hacer grandes esfuerzos. Puede ser necesario incluir algún tipo de venda para evitar la infección y la sujeción de la operación, que le indicará el cirujano. Lo normal es que las cicatrices tengan un tono rojo oscuro durante 3 – 6 meses, y no será hasta el noveno mes que empezarán a aclararse.

Una vez recuperados de la operación y las cicatrices se tornen claras, se puede pensar en someterlas a una nueva intervención para hacerlas desaparecer o al menos hacerlas más invisibles. Si estás interesado en ello lo mejor es que visite a la Dra. García-Dihinx, quien también te puede informar de este tipo de intervención. En cualquier caso, para cualquier duda o para hablar directamente con el equipo de profesionales, lo mejor es que pida cita y nos visite personalmente. Le daremos un diagnóstico personalizado y podrá resolver todas las dudas que le surjan.

¿Quieres saber mas sobre Braquioplastia?